Proyectos en Ruta > Yoga-meditación > Las 8 ramas de Ashtanga Yoga

Las 8 ramas de Ashtanga Yoga

Conoce los 8 pasos del Ashtanga Yoga.

jueves, 21 julio, 2016
Ashtanga

Como ya os explicaba en el post anterior  Ashtanga Yoga también es conocido como el “Yoga de los 8 pasos”. Este post va dirigido a todo el que quiera empezar a conocer algo de filosofía básica del Yoga. Soy consciente de que es “intenso”, pero la filosofía siempre lo fue, o no? 🙂 Voy a intentar resumir y explicar de forma sencilla las 8 ramas del Yoga descritas por el sabio indio Patanjali  en los Yoga Sutras de Patanjali. Para ello os citaré constantemente fragmentos extraídos del manual y de los apuntes de nuestro curso en India. Os copio este texto extraído del mismo libro: “Los Yoga Sutras es un manual completo para la investigación y el control de nuestros propios pensamientos. Es una escritura clásica y una guía holística para los aspectos físicos, mentales y espirituales de la meditación. Es una fuente maravillosa para los que practican Yoga en Occidente, especialmente para los que quieren profundizar en la psicología más antigua de la humanidad”.

Existen 5 principios sencillos que sintetizan la enseñanza del Yoga:

Asanas: ejercicio adecuado.

Pranayama: respiración adecuada.

Savasana: relajación adecuada.

Vegetariana: dieta adecuada.

Vedanta y Dhyana: pensamiento positivo y meditación.

Como me gusta decir en nuestras clases y talleres, si sólo te quedas con la “parte física” estarás obteniendo incontables beneficios de la práctica de asanas, pero no dejará de ser “sólo” un ejercicio físico. Para que realmente sea Yoga lo que practiques, no debes pasar por alto la práctica de la meditación. Para de esta forma conseguir la tan anhelada unión “cuerpo-mente”. En los Yoga Sutras se define Yoga como “unir, juntar, añadir un aspecto espiritual a la vida”. Y también se define con el Sutra “Yoga chitta vritti nirodha”, que significa que Yoga consiste en suprimir la actividad de la mente. La comprensión de este manual puede resultar “difícil” en una primera lectura, de hecho reconozco que la primera vez que lo leí “no tenía por donde cogerlo”, la segunda fuí entendiendo y me encantó y voy por la tercera y siempre sacando algo nuevo. Creo que es un libro interesante y de lectura obligada para ir avanzando, evolucionando y entendiendo esta disciplina y estilo de vida.

Los 8 pasos no son simultáneos, son herramientas que proporciona Patanjali para vencer los obstáculos de la mente. Los 2 primeros pasos, los Yamas y Niyamas, son 10 “compromisos básicos” que necesitamos asumir para seguir con los siguientes pasos, y ayudan realmente a desarrollar nuestra fortaleza.

1.YAMAS: Son códigos de “conducta social” creados para armonizar las relaciones interpersonales. Es la ley que corresponde al individuo frente a los que le rodean y sólo puede practicarse en sociedad. Son 5:

.Ahimsa: No violencia. Significa que no creamos ningún dolor, en ningún sentido. “Cuando la no violencia se establece sólidamente en la mente del yogui, la hostilidad se desvanece”.

.Satya: Veracidad. Significa no mentir. Extraído del manual: ” Si la mente está establecida en la verdad, el miedo disminuirá y desaparecerá porque no hay nada que ocultar. Podemos mirar a todo el mundo a los ojos, porque no hay ninguna mentira oculta”.

.Asteya: Honestidad. Significa no robar. Pero, ¿qué significa no robar?. Según el manual “el concepto de asteya no significa sólo no robar dinero, sino que abarca la avaricia y el derroche o despilfarro. El mundo entero está robando muchos recursos de los países del tercer mundo y esto es robar de hecho. Todos estamos pasando una época dorada, viviendo en lugares bonitos, con dinero, con grandes coches y con comida en abundancia, mientras otros países se mueren de hambre. Sabemos que esta forma de actuar no es correcta y que si no compartimos las cosas que tenemos, estamos robando de hecho, lo que no nos pertenece. Así de sútil es el concepto de no robar. Por eso los yoguis no tenemos demasiadas cosas. Tenemos lo que necesitamos, pero no acumulamos cosas innecesarias. Si acudimos a una casa de hoy las puertas de los armarios apenas cierran. Deberíamos ser especialmente cuidadosos para no acumular objetos materiales innecesarios. La acumulación no nos aporta tranquilidad mental. Cuando tenemos menos posesiones, la vida se hace más fácil. Debemos aprender asteya paso a paso, dado que la mayoría de nosotros procedemos de sociedades opulentas. No debemos prescindir de todo de un día para otro. Esto sería contraproducente. Es mejor reflexionar, practicar un poco y avanzar lentamente. Cuando el no robar se establece sólidamente, el yogui recibe todas las riquezas”.

.Brahmacharia: Control o continencia sexual. “Cuando brahmacharia se establece sólidamente se obtiene una vitalidad vibrante. Y según dice el manual: ” Todos deseamos tener una vitalidad vibrante, pero no practicar brahmacharia”.   😉  No se refiere a celibato, sino a no desperdiciar la “energía sexual” que es muy poderosa.

.Aparigraha: No posesividad, desapego. Significa no ser codicioso ni esperar recompensas. “Cuando un yogui supera la avaricia, cuando no desea nunca más tener posesiones, se libera del mundo material”.

2.NIYAMAS: Son códigos de “conducta personal” creados para armonizar los sentimientos internos y las emociones. Es la ley que corresponde a uno mismo, no a ninguna situación social o externa. Son 5:

.Saucha: Pureza. Significa limpieza física y mental.

.Santosha: Contento o satisfacción. Significa “contento o satisfacción más allá de las atracciones y las adversidades, más allá de la plenitud de los sentidos, satisfacción sin necesidad de objetos. Debemos tener la capacidad de comprender que la felicidad no está fuera de nosotros mismos”.

.Tapas: Austeridad. Sacado del manual: “Todos estamos buscando la felicidad y la satisfacción, pero si colmamos nuestros deseos externos, ¿qué sucede?¿Existe plena satisfacción?. Sabemos que no, porque cuando nos levantamos a la mañana siguiente la misma búsqueda de felicidad comienza. La satisfacción o contento es algo más y si somos conscientes de ello obtendremos paz mental”.

.Swadhyaya: Autoconocimiento.

.Ishwarya Pranidhana: Entrega. Significa vencer el ego, abrirse a una “energía superior”, confiar y aceptar.

Ashtanga

 

3.ASANA: Significa postura. Las asanas deben ser estables  y cómodas, y son muy importantes para mantener la mente firme. Mediante el “control del cuerpo” podemos controlar la mente.

4.PRANAYAMA: Control del prana, control de la respiración, control de la inhalación y de la exhalación. La exhalación dura el doble de la inhalación, especialmente durante las exhalaciones más prolongadas estamos controlando los impulsos involuntarios de la respiración, y controlando éstos aprendemos a controlar la mente. Si tenemos control sobre el prana mediante la práctica de asanas y pranayamas, “nada puede afectarnos” porque la mente está firme. Prana significa “energía vital”, por lo tanto pranayama es el control o expansión de la energía vital, que está presente en todas las cosas. Las “retenciones” son la parte más importante de los pranayamas, donde podemos acceder a niveles más profundos de la conciencia. Existen 3 pasos:

.Antara Kumbaka: Consiste en retener la respiración en la inhalación.

.Bahira Kumbaka: Consiste en retener la respiración en la exhalación.

.Kevala Kumbaka: Consiste en “dejar de respirar” súbitamente.

Existe un 4º nivel de control de la respiración, que es interno y trasciende a los 3 anteriores: Asahita: Aquí Kumbaka (retención) se vuelve espontáneo, no es parte de la voluntad, simplemente sucede. Esto sucede durante la meditación profunda. La mente se sosiega, es el principio de la concentración.

5.PRATYAHARA: Abstracción de los sentidos. Es la habilidad de la mente para controlar los sentidos mediante la renuncia a las distracciones procedente de objetos externos.

6.DHARANA: Concentración. Es el paso previo a la meditación, donde entrenamos la mente para ello.Consiste en fijar la mente en un objeto. “Miles de personas en el mundo practican asanas y pranayamas pero no todos practican Dharana, que es el Yoga Real”. Para poder trascender todos estos estados de la mente es necesario tener una práctica constante, regular y persistente.

7.DHYANA: Meditación. “Es el flujo ininterrumpido de la mente hacia el objeto”. Es una prolongación espontánea y natural de Dharana, produciéndose un flujo constante de concentración.

8.SAMADHI: Iluminación, “supraconciencia”. Cuando la mente se vuelve una con el objeto y el objeto  desaparece. Pasamos a Samadhi cuando nuestra vida se convierte en un constante estado de meditación: estamos “alerta” y conscientes de todo lo que hacemos y decimos.

La práctica conjunta de Dharana, Dhyana y Samadhi constituye Samyamah: Es el último estado de balance, muy difícil de conseguir.

Hasta aquí el post de hoy. Espero que, a pesar de la “intensidad”, te haya gustado y/o servido. Si crees que puede resultarle interesante a alguien, por favor comparte y difunde! 🙂

Y si estás por Cádiz y quieres informarte de nuestras clases y talleres, estáte atento a nuestra fanpage en facebook.

Muchas gracias por estar y leerme.

Besitos a todos.

Lauri.

Compártelo:

Etiquetas: