Proyectos en Ruta > Odontológico > Revisiones dentales en Hetauda

Revisiones dentales en Hetauda

Revisiones dentales en Hetauda, en una casa de acogida con la que colabora la ONG Nepal Sonríe.

lunes, 21 septiembre, 2015
revisiones dentales

Siguiendo con nuestro proyecto odontológico ambulante, las segundas revisiones dentales que hicimos fueron en Hetauda, concretamente en una casa de acogida fundada por una ONG nepalí, y que desde el 2012 cuenta con la colaboración conjunta de dos ONG españolas, una de ellas es Nepal Sonríe, ONG de referencia a nivel de nutrición y educación, y la otra es Familia de Hetauda, ONG de referencia a nivel médico dentro de la casa. Cabe destacar que esta última, cuya presidenta, Aina, pasa largas temporadas en Hetauda, dirige tambien una escuela donde acuden niños de la zona con discapacidades psíquicas, entre ellos todos los niños de la casa que tienen estos problemas.

La casa de acogida, en nepalí llamada Bal Griha, comenzó su andadura en 2006, gracias a financiación de colaboradores españoles (diversas ONG que ayudaron con la compra del terreno y la posterior construcción inicial) y poco a poco Nepal Sonríe ha ido construyendo y mejorando sus instalaciones para conseguir que los pequeños tengan un verdadero hogar.

El presidente actual y uno de los fundadores se llama Ramhari y es el máximo responsable de esta casa donde habitan niñas y niños con dificultades físicas y psíquicas que no son huérfanos ni están abandonados, pero cuyas familias entienden que estarán mejor atendidos y tendrán más posibilidades de desarrollo y educación. Asimismo también acoge a niños y niñas en situación de abandono familiar o huérfanos. En este caso suelen ser los propios vecinos o algunos familiares quienes contactan con la casa de acogida para dejar al menor.

Tras esta breve exlicación que os he hecho para que conozcáis un poco más la loable labor que realizan estas asociaciones, os cuento que nuestro taller comenzó con la creación de un mural explicativo para dejarlo en la pared donde los niños suelen pasar sus horas de ocio y juegos. Entre Mario y yo hicimos los dibujos de las muelecitas, las coloreamos y las pegamos, un auténtico viaje a nuestra infancia que nos sirvió para reafirmar lo que ya se intuía entonces: pintar y dibujar no era lo nuestro. Prueba de ello es que dos muelas que pintó Mario y que tenían que haber aparecido en el mural, se quedaron por el camino por parecer cualquier cosa menos una muela,jajaja. Pero tengo que decir que a pesar de esto pasamos un ratito estupendo y nos echamos unas risas.

Mientras nos afanábamos en nuestras manualidades, Eva y Gaizka, dos voluntarios con los que coincidimos esos días y con los que compartimos largas y divertidas charlas nocturnas, preparaban las fichas dentales para, una vez hechas las revisiones, apuntar en ellas todo lo diagnosticado.

manualidades

manualidades

mural

voluntarios

Una vez preparado todo nos pusimos manos a la obra. En total revisamos a 30 niños, de los cuales 2 tienen parálisis cerebral y 11 alguna discapacidad psíquica, diagnosticada o no. Del resto otros tantos tienen alguna discapacidad física. Con esto quiero recalcar la importante labor de ambas ONG’s por cuidar tan bien de este grupo de niños, sin duda es un trabajo digno de admiración.

Al igual que los pequeños de la guardería estos niños se mostraron muy colaboradores en todo momento y muy divertidos, por lo que se hizo fácil y ameno el trabajo. “Igualito que algunos niños de alli”, entiéndase la ironía,  😉

revisiones

revisiones

revisiones

revisiones

revisiones

revisiones

jugando

revisiones

 

 

revisiones

revisiones

revisiones

Cuando acabamos con las revisiones Eva nos preparó una estadística genial, que os detallo a continuación:

De los 30 niños:

  • 40% tienen la boca perfecta.
  • 17% tienen algunas piezas para controlar, esto quiere decir que presentan manchas que pueden convertirse en futuras caries, es lo que se conoce como caries incipiente.
  • 13% tienen una sola caries.
  • 10% tienen dos o tres caries.
  • 10%tienen mas de cuatro caries.
  • 10% presentan una cantidad de sarro considerable.

¿Qué conclusiones se sacan al respecto?. La mayoria de ellos tienen un buen estado de salud buco-dental, siendo los que más caries presentan, los niños con alguna discapacidad psíquica, algo totalmente entendible.

Y es que como ya comenté en el anterior post los niños tienen muy interiorizado el hábito del cepillado y si a eso le sumas una alimentación libre de azúcares y con un fuerte protagonismo de verduras, legumbres y arroz, mucho mejor.

Al finalizar las revisiones reemplazamos los viejos cepillos por unos nuevos que traemos desde España.Mirad que “cuquis” el sitio donde guardan sus cepillos, botellas cortadas por la mitad con la foto de cada niño en ellas. ¡Viva la imaginación!

cepillos antiguos

cepillos nuevos

cepillos nuevos

Hasta aquí esta entrada. Pronto os contamos nuestra visita a otra ONG, esta vez en Pokhara.

¡Sed felices!. Es una orden,  😉

 

 

Compártelo: