Proyectos en Ruta > Yoga-meditación > Tipos de Yoga

Tipos de Yoga

Conoce los principales tipos de Yoga

viernes, 17 junio, 2016
yoga

Cada vez son más las personas que se unen a la práctica de esta maravillosa disciplina del Yoga. Ves fotos en redes sociales, escuchas hablar sobre ello, tienes curiosidad por probar pero no te atreves. Siempre surgen las mismas “excusas”: “no tengo suficiente flexibilidad”, ” necesito una actividad más movidita”, “yo no sirvo para algo tan relajado”, “no voy a poder hacer las posturas” y un sin fín de excusas más. Hoy vengo dispuesta a convencerte de que existe un tipo de Yoga para ti, porque son muchos los estilos de Yoga y estoy segura de que si pruebas encontrarás aquel que “te enganche” para siempre, para toda la vida. Porque una vez que lo practicas con frecuencia y comienzas a sentir y notar sus múltiples beneficios “no hay vuelta atrás”.  😉

Aquí te dejo una breve explicación de los tipos de Yoga más conocidos. La práctica de uno de ellos por supuesto no excluye a los otros!!!

HATHA YOGA: Cuando hablamos de Hatha nos referimos a la práctica de asanas. Es el Yoga más conocido y constituye la base de los otros tipos. La traducción literal es “la unión del Sol y la Luna”, definición que procede de sus dos sílabas. Ha representa al Sol y Tha a la Luna. También es conocido como “el Yoga de la fuerza”. Es pausado y suave, ideal para principiantes, personas con lesiones o molestias por mala postura corporal o si te gusta una actividad de ritmo lento y tranquilo.

Hatha Yoga

ASHTANGA YOGA: También conocido como “el Yoga de los 8 pasos” descritos por Patanjali. Es muy INTENSO Y RETANTE, donde se trabaja profundamente la fuerza, resistencia y flexibilidad. Si te gusta el deporte, los retos y una actividad exigente, te gustará el Ashtanga. Existen 6 series o secuencias de posturas diseñadas para sanar, desintoxicar y alinear el cuerpo y la mente, sobre todo la columna vertebral. Se dice que la secuencia es toda una ciencia creada para que cada asana proporcione una base necesaria para la siguiente. Son secuencias cerradas, esto quiere decir que cada día practicarás las mismas asanas, resultando especialmente retante para la mente. La primera serie (que es la más común) comienza con Saludos al Sol, que sirven de calentamiento, seguidas por posturas de pie, flexiones hacia delante, asanas sentados (de flexión), asanas de extensión, de inversión y de cierre. La práctica de Ashtanga se realiza mediante “vinyasas”, que es la unión de la respiración con el movimiento, de forma ordenada y vinculando las posturas,de esta forma se crea un flujo continuo de energía que calienta el cuerpo. La respiración empleada es la Ujjayi o respiración sonora, que se logra contrayendo la parte posterior de la garganta. Gracias a este tipo de respiración la práctica de Ashtanga resulta muy meditativa, manteniendo a la mente enfocada. Su práctica puede hacerse guiada por un profesor o en autopráctica en estilo Mysore”. (Pronto comparto otro post explicando más detalles de Ashtanga, mantras de apertura y cierre, bandhas o cierres energéticos, drishtis o puntos de enfoque, formas de practicarlo y curiosidades acerca de su historia).  Mientras tanto aquí os dejo la secuencia primaria, para que os hagáis una idea.  😉

secuencia primaria ashtanga

Tanto el Ashtanga como el Vinyasa son complementos ideales de otros deportes, especialmente el running.

VINYASA YOGA: Como su propio nombre indica es la consecución de asanas mediante vinyasas (respiración y movimiento), haciendo que la práctica resulte fluida e intensa. En este aspecto es igual que el Ashtanga, la diferencia está en que en Vinyasa no se hace siempre la misma secuencia de asanas, cada práctica puede ser totalmente diferente cada día y suele asociarse a una “finalidad anatómica concreta”. De este modo, por ejemplo, podemos trabajar un día con una secuencia de apertura de caderas, apertura de pecho, core, equilibrio, estabilizadores de la cadera, etc. La variedad de secuencias es tan amplia como quieras, y en ocasiones se emplea música, por lo que suele resultar “más entretenida” que el Ashtanga. Aunque ambos estilos tienen en común la dureza e intensidad. Sin duda son los 2 estilos de Yoga más “físicos y exigentes” y tengo que deciros que son los que más nos gustan y los que practicamos en nuestros talleres y clases. 😉

yoga

KUNDALINI YOGA: Conocido como el “Yoga de la conciencia”. Tiene como finalidad el “despertar de la Kundalini”, que se entiende como una energía representada por una serpiente que “duerme enroscada” en la base de la espina dorsal. Se dice que es uno de los Yogas más potentes a nivel espiritual. Se basa en la realización de “kriyas” , movimientos sincronizados con una respiración potente e intensa conocida como “respiración de fuego”. Su práctica puede ser muy suave o realmente activa o “agresiva”, todo dependerá del profesor. En cualquier caso, bajo mi punto de vista, debe practicarse bajo las indicaciones de un profesor experimentado que pueda ayudarte a enfocar la energía.

YIN YOGA O YOGA RESTAURATIVO: Es un Yoga de ritmo lento pero muy potente. Consiste en mantener las asanas, que se harán todas en el suelo y con el “mínimo esfuerzo muscular”, entre 3 y 5 minutos, haciéndola una práctica muy meditativa, podría entenderse como pequeñas meditaciones de varios minutos a lo largo de toda la práctica. Es enormemente regenerador ya que trabaja la musculatura en planos muy profundos, esto hace que sea una práctica muy útil para “recuperarse” después de un esfuerzo intenso como puede ser una carrera exigente (maratón, ultratrail, trekking, etc). Se dice que cuando se trabaja desde planos profundos es cuando se empieza a “sanar”. Es ideal practicarla al final de un día duro de trabajo o al final de tu secuencia diaria de Yoga para soltar tensiones y conseguir una relajación más profunda. En ocasiones se emplean elementos de apoyo (mantas, blocks, etc) para ayudar a soltar más intensamente.

IYENGAR YOGA: Creado por el gurú B.K.S. Iyengar, quién sufrió una infancia llena de enfermedades (malaria, tuberculosis, malnutrición, etc) y encontró en la práctica del Yoga la solución a todos sus males. Este tipo de Yoga se centra fundamentalmente en la alineación y en el uso terapéutico de las posturas y su objetivo principal es aumentar o recuperar la salud. Es por esto que su práctica resulta especialmente útil en personas con alguna lesión o problema de salud. Tiene como particularidad el uso de accesorios para aumentar la precisión de las asanas. Con este tipo de Yoga vas a corregir sin ninguna duda, tu postura.

ACROYOGA : Es una práctica relativamente reciente que surge de la unión del Yoga, la acrobacia y las artes terapéuticas. Es una práctica “interpersonal”, en pareja o en grupo. Uno de los integrantes hará el papel de base, sujetando o apoyando al volador, en ocasiones hay una tercera persona que actúa como cuidador de los 2 anteriores. Este tipo de práctica fomenta el compañerismo y la confianza en otras personas. Es divertido y cuenta con múltiples beneficios, entre los que podemos destacar que aumenta la coordinación y el equilibrio. ¿Te atreves a “volar”?   😉

acroyoga

YOGA AÉREO: Este tipo de Yoga se practica, como su nombre indica, literalmente en el aire. Tranquilo!! No es que hayamos aprendido a levitar (aún no, jejeje), se practica en suspensión sobre una tela, columpio o hamaca, que permite que los estiramientos sean más profundos. Es un Yoga divertido a la vez que terapéutico y preventivo, ya que ayuda a aliviar molestias o dolores de espalda, previene la celulitis, mejora la coordinación y te ayuda a conectar con “el aquí y ahora”.

Foto tomada del centro de Oyoga en Sevilla donde podrás disfrutar de este y otros muchos estilos de Yoga, con buenos profesionales y unas instalaciones de lujo!!!

Yoga aéreo

BIKRAM YOGA: Con este Yoga vas a sudar, y mucho!! Se practica en una sala a unos 42º de temperatura. Al igual que en Ashtanga consta de una secuencia cerrada de asanas, esta vez son 26 asanas las que se practican, con 2 ejercicios de Pranayama (respiración), uno al principio y otro al final. Es tremendamente útil para personas que deseen perder peso, desintoxicar y aumentar la flexibilidad. Debido al calor los músculos se calientan más rápida y eficazmente haciendo posible la realización de asanas de una forma mucho más profunda. Si decides elegir este tipo de Yoga tienes que saber que necesitas tener una buena tolerancia y adaptación al calor y que no te deshidrates fácilmente.

10 HOT YOGA : Con frecuencia se confunde este Yoga con el anterior, pero realmente lo único que tienen en común es que la sala donde se practica está a elevadas temperaturas, por lo que igualmente vas a sudar a “mares”!!!. ¿Que lo difiere del Bikram?. En Bikram (como en Ashtanga) la secuencia de asanas siempre es la misma, mientras que en Hot Yoga las secuencias varian en cada práctica, se trata de practicar Hatha Yoga o Vinyasa a temperaturas de vértigo!!!!

11 VINIYOGA O YOGA TERAPÉUTICO: Aunque realmente todos los Yogas resultan terapéuticos, este tipo, como Iyengar se centra en individualizar cada práctica, atendiendo a las necesidades concretas de cada persona, ayudando a la recuperación de lesiones o molestias. Con frecuencia este tipo de Yoga se “pauta” por un fisioterapéuta, quien deriva a su paciente para que el Yoga sea un tratamiento coadyuvante para su lesión.

12 POWER YOGA: Creado en EE.UU. Proviene del Ashtanga, así que es una práctica donde se trabaja intensamente la fuerza, resistencia y flexibilidad, empleando vinyasas entre las asanas. Es un Yoga  físicamente exigente y retante donde se liberan muchas endorfinas.

yoga

Y como suelo decir en nuestros talleres y clases…. Si sólo te quedas en la práctica de asanas estarás haciendo mucho ejercicio físico con incontables beneficios, peeeeeeeeeeero, para que sea Yoga lo ideal es acompañar tu práctica de al menos 20 minutos de meditación diarias. Aqui te dejo un post donde puedes ver los beneficios y donde te explico cómo empezar a meditar. Y si realmente te interesa el tema o ya llevas tiempo meditando, aquí te dejo otro post donde te explico en que consiste un retiro de meditación Vipassana.

¿ Has decidico ya cuál “es tu tipo de Yoga”?  😉

Gracias por leerme.

Un besito fuerte a todos.

Lauri.

Compártelo:

Etiquetas: