Proyectos en Ruta > Viajero > Yoga en el paraíso, Yoga en Maldivas

Yoga en el paraíso, Yoga en Maldivas

Detallamos el que ha sido el primer viaje YogaTrek Cádiz en Maldivas. Un viaje donde hemos unido la práctica de Yoga y la práctica de actividades acuáticas en pleno corazón del Indico. Aguas de colores imposibles, con una vida marina alucinante. Prepárate para disfrutar!!

martes, 13 noviembre, 2018
biquini beach

El paraíso existe!! y se hace llamar Maldivas. Ni siquiera sé por donde empezar. Sólo os diré que de haber dado con este sitio en nuestro viaje de 8 meses por Asia, es más que probable que nos hubiéramos quedado tranquilamente un par de meses. A partir de ahora cuando me pregunten eso de ¿eres más de montaña o de playa? Lo tengo claro!! yo, soy de montaña en general y de Maldivas, en particular, jijiji. Incluso he descubierto una nueva pasión: hacer snorkel durante horas y horas.

VIAJAZO!! Así, en mayúsculas. De estos que te sacan una enorme sonrisa al recordarlo. Y es que ha sido una semana repleta de nuevas experiencias compartidas. Porque no todos los días puede nadar una entre tiburones, tortugas gigantes o mantas enormes!!  😮 Y una vez más, lo mejor del viaje ha sido la compañía. El grupo de viajeros que nos han acompañado y confiado en nosotros para esta aventura ha sido INMEJORABLE. Desde aquí les mando a cada un@ de ell@S un abrazo enooorme. Se han ganado a pulso un trocito de nuestro corazón. Por su buen humor, su compañerismo en el agua, sus sonrisas, por todo!! Sólo tenemos palabras de agradecimiento!!

Os iré contando el viaje a modo de diario, día a día, para que os hagáis una idea bien formada de lo que ha sido viajar haciendo Yoga en Maldivas.

Día 1: 26-27 Octubre:

El viaje comienza en el aeropuerto de Madrid, punto de encuentro y de salida, donde nos reunimos al fin los 19 viajeros, listos para embarcar!! Nuestro vuelo sale puntual, a las 22.35 rumbo Maldivas. Allá vamos!!

Maldivas

Y tras 2 vuelos, haciendo escala corta en Doha, llegamos a eso de las 16.00 del día siguiente al aeropuerto de Malé, capital de Maldivas, donde nos recogen Luisa y Nacho, los gerentes, junto a Nizam, del surf camp Natural Surf House situado en la pequeña y tranquila isla local de Himmafushi. El que será nuestro hogar durante la próxima semana. Desde aquí le agradecemos inmensamente el trato recibido y el trabajazo bien hecho. Este ha sido el primero de muchos viajes más con ellos!! Porque el trabajo bien hecho, da frutos, y en parte nos sentimos muy identificados con ellos, 2 jóvenes (siempre lo somos!!) gaditanos emprendedores que están dando forma y materializando su sueño. Un Olé por ellos!!  😉

Maldivas

Tras una hora de traslado en barco, por fin pisamos la isla, que nos recibe con los brazos abiertos y, a pesar de la lluvia, con la mejor de sus sonrisas.

grupo

maldivas

Nos acomodamos en 2 casas, 9 de nosotros en La Villa, cerca del muelle, y los 10 restantes alojados en la casa de la playa. Entre las 2 casas hay un agradable paseo de 5-7 minutos, ideal para observar el relajado (y envidiado,jijiji) estilo de vida. Por el camino nos muestran la biquini beach, la playa donde SI podemos bañarnos en bikini o bañador. Recordemos que estamos en un país musulmán, y en esta isla ésta es la única playa donde puedes estar en biquini.

biquini beach

 

biquini beach

Cuando llegamos a la segunda casa, nos reciben con un rico zumito, y nos quedamos embobados, literalmente hablando, con la playa, a la que se accede directamente desde el salón de la casa. Esta preciosa playita será nuestro particular patio de casa, donde salir a respirar tras cada práctica de Yoga, meter los pies en ese agua cristalina antes de desayunar, o simplemente observar la belleza del Indico.

playa de la casa

Y la primera cena en la Isla sería sólo un adelanto de la semana que nos esperaba por delante. Platos deliciosos, a base de productos locales y un atún increíble cada día. Y unos postres después de cada cena, a los que cualquiera se resistía!!!

atún

 

Día 2: 28 Octubre:

El día comienza temprano con una práctica de Vinyasa Flow Yoga. Y cuando digo temprano, es muy temprano!! a las 6.30 de la mañana!! pero allí estaban nuestros viajeros, “al pie del cañón”, “dándolo to”, jejeje.

Yoga

La práctica de Yoga fue “interrumpida” por una intensa lluvia, pero nuestros yoguis, los que estaban al descubierto, aguantaron el chaparrón, literalmente hablando, y continuaron con su práctica casi sin inmutarse!! Una nueva experiencia!! Yoga bajo la lluvia!!!  😉

Después de desayunar salimos al “patio de casa”, donde Nacho y Luisa nos darían nuestra (para muchos) primera clase de surf. Nociones básicas para galopar una ola, jajaja. No tiene desperdicio nuestro estilazo!!

sur

surf

Hechos ya unos “expertillos” en la materia, teníamos por delante 3 horas en el agua. La mitad del grupo haría (o intentaría hacer, jajaja) surf, y la otra mitad, snorkel. Con la intención de, al día siguiente, los que han hecho snorkel cambian al surf y al revés. Pues bien, ilusionados y con muchas ganas nos fuimos al barco. La mitad “más experimentada” del grupo (entendiendo por experimentada la gente que alguna vez en su vida había recibido al menos una clase de surf) tuvo el VALOR de tirarse al agua!! Aquí se vivieron uno de los momentos más divertidos y caóticos del viaje. Y los que estábamos en el barco esperando para tirarnos a hacer snorkel, no dábamos crédito a la situación. jajajajaja, y es que justo ese día, fíjate tú por donde, había olitas, y claro, teniendo en cuenta que, salvo 4 chicos, el resto del grupo NO somos surferos…os podéis hacer una ligera idea!! Pero bueno, nada que se les escapara al control y buen ojo de Luisa y Nacho que, súper profesionales, se hicieron cargo de la situación, y uno a uno fue regresando al barco con carita de….guauuuuu!!! jajajaja.

surf

surf

 

Después de la comida y un merecido descansito fuimos con Nacho a conocer la isla. Fue un paseo pasado por agua, donde la lluvia no nos dió tregua. Pero nosotros íbamos bien equipados, impermeables, algunos con paraguas, y al lío!!!

De regreso a la casa, una relajante práctica de Yoga Nidra y a cenar. Y tras la cena, la sobremesa. Esos ratitos buenos que se echan abriendo debates!!  😉

Día 3: 29 Octubre:

Comienza el día a las 6.30 con la práctica de Yoga, desayuno súper completo y vuelta al mar. Esta mañana cada uno hizo un poco lo que le pidió el cuerpo. Un grupito decidió quedarse en la biquini beach y hacer snorkel allí, alucinante por cierto a tan sólo unos pasos de la orilla. Los chicos surferos del grupo salen en otro barco, que les lleva a una buena zona donde disfrutar de lo lindo. Y el resto, en un segundo barco, donde unos cuantos vuelven a intentar, consiguiéndolo esta vez (aplausos para ellos) hacer surf, algunas se relajan en la cubierta del barco y Paz y yo nos fuimos con Nizam a hacer snorkel, cerca de la zona de olas. Allí vimos por primera vez , varias tortugas gigantes!! Una pasada!!

De regreso a las 14.00, todos en la casa compartiendo comidita y cada uno contando su experiencia y cómo había sido su mañana!!

Y a las 16.00, grupazo listo para visitar la capital de una forma muy divertida!! Salimos de la isla en lancha rápida, donde a mí, personalmente me da un ataque de risa, lo que comunmente se conoce como “la happy hour de Lauri”. Me pasa en momentos de cansancio, que me da por reír y me entran unas ganas de cachondeo tremendas!!! y claro, el agua cansa, mucho, pero si a eso le añades una biodramina SIN cafeína ….. os podéis imaginar mi lucha en la lancha por conservar mi cabeza sobre los hombros y mis ojos abiertos. Estaba medio “borracha” a punto de caer en un profuuuundo sueño, jajajaja.

Llegados a Malé , Nacho negocia varias Pick Up y divididos en 3 grupos recorremos las calles de la capital cual coro de carnaval, en lo alto de nuestra particular “batea”, jijijij.

Malé

Malé

Paseo por el mercado, donde muchos viajeros compraron cositas y una parada final para tomar algo antes de regresar a la lancha que, en apenas 20 minutos, nos devolvería a nuestra islita, a la hora exacta para la rica cenita.

mercado

mercado

Esta noche nos despedimos de Luisa y Nacho, que tenían que regresar a España unos días antes que nosotros. A partir de entonces, se quedaba a “nuestro cargo” su socio maldivo, Nizam, quien demostró tener la misma profesionalidad que ellos. Aplausos!!

 

Día 4: 30 Octubre:

A partir de este día tomamos la decisión de empezar la práctica de Yoga a las 7.30 de la mañana. Veíamos que todos los planes encajaban perfectamente en los horarios que teníamos previsto, así que priorizamos el descanso del grupo una horita más para poder tener más energía durante los repletos días de actividades.

Después del Yoga y del desayuno, fuimos a visitar la factoría de atún de la isla. Fue una visita realmente interesante, donde pudimos adentrarnos de lleno en los entresijos y ver el modo de trabajo de primera mano. De nuevo dividimos el grupo en 2, mientras un grupo visitaba con Nizam la fábrica por dentro, el otro iba con Kachuu al muelle, y después al revés. La visita por dentro exigía una indumentaria específica, batas, botas de agua y mascarillas. Mirad que pintas con toda la ropa grande, somos lo más parecido a una chirigota callejera, jajajaja.

fabrica de atun

atún

Y a las 12.00 tuvimos tiempo libre para disfrutar de la biquini beach y de la Himmafushi Water sport. Hicimos snorkel, Kayak, paddle surf, etc. Fuimos a la casa a comer, y de regreso a la playa a seguir disfrutando del espectacular fondo marino. A nosotros el tiempo nublado y  la amenaza de lluvias no nos iba a parar!!

playa

playa

playa

 

 

 

Hasta las 18.30, que teníamos programado un taller de arm-balance e invertidas, que disfrutamos mucho.

Yoga

Yoga

Yoga

Y esta noche, después de la cena, tuvimos otro de los grandes momentos del viaje. Vinieron un par de chicos a actuar, música de siempre y música local, acompañados de una guitarra y un timbal. Y al finalizar el conciertito hubo “batalla de coplas”, Dani se lanzó a cantar a capela, primero sólo, después con Alvaro (toda una sorpresa). Cantaban ellos, cantaban los maldivos, y así un buen rato, hasta que cerramos el encuentro con un “vaporcito del Puerto” todos a una!!

ratazo

ratazo

equipo

 

Día 5: 31 Octubre:

El día amanece precioso y soleado. Nos esperan nuevas aventuras. Como cada mañana, activamos cuerpo y mente con la práctica de Yoga, un buen desayuno, unas respiraciones en nuestra playa particular y a comernos el día!!  😉

casa de la playa

Hoy teníamos unos de los platos fuertes del viaje!! hacer snorkel con mantas!! Mientras esperábamos en el puerto a que nuestro barco viniera a por nosotros, tuvimos tiempo de hacernos la típica foto de grupo haciendo Yoga, que en nuestros viajes nunca falta!!jejeje.

Maldivas

Y como esperábamos, la experiencia ha superado con creces nuestras expectativas. Qué maravilla. Yo creo que todos estábamos entusiasmados de más. Fue realmente increíble. Desde el barco nos tirábamos, íbamos nadando hacia una esquina donde había cientos de mantas enormes, dejábamos que la corriente nos llevara un poco, y de nuevo al barco, que nos recogía para llevarnos de nuevo al punto donde estaban las mantas. Así hasta 3 veces!! Al principio, fue un poco caótico, eso ha sido algo que como “grupo acuático” nos ha caracterizado, jajajaja. Pero una vez controlada la situación, disfrutamos todos muchísimo de una experiencia única. De verdad que impacta mirar “pabajo” y ver la fiesta que tienen montada todas las mantas allí!!  😉  Y una vez más, el compañerismo en el agua.

mantas

snorkel

Con un único tema de conversación en nuestras bocas nos fuimos a comer, descansamos un poco en nuestro saloncito, mezcla de siesta-conversación, súper agradable y a las 17.00 estábamos en la biquini beach preparados para aprender a “tejer” con hojas de palmeras. Otro descubrimiento!! Una actividad que disfrutamos muchísimo y que resultó ser altamente meditativa. Hay que decir que a algun@s se les daba especialmente mejor que a otr@s, jejeje. Unos artistas!!

palmeras

palmeras

palmeras

Después del taller con palmeras, teníamos programada una meditación con mantras y pranayama, pero los planes están también para romperlos, y la energía del grupo estaba centrada en el saloncito, compartiendo todos las experiencias del día. Así que a fluir y dejarse llevar. Hay algo mejor??  😉

Después de cenar, el grupo completo menos yo, que estaba realmente cansada y mi cuerpo me pedía un poco de relax y descanso, fueron en barco a un resort cercano a tomarse unas cerves, las primeras y únicas de todo el viaje. En la isla está prohibido el alcohol, así que el viaje ha sido un detox en todos los sentidos. Maravilloso. Por lo que me contaron al día siguiente lo pasaron pipa y echaron unas buenas risas!! No tenía ninguna duda de que así sería, porque todo el viaje ha estado repleto de buen rollo y buen humor.

Día 6: 1 Noviembre:

Hoy Mario nos “despierta” con una bonita clase, suave, “escuchando” y “leyendo” la energía del grupo. Y es que, a medida que van pasando los días, salvo un buen grupo de viajeros que asistieron a TODAS las clases matutinas de Yoga, siempre había algun@ que se quedaba descansando. Normal, el ritmo del viaje de vez en cuando pedía dormir un poco más. Y es que aunque no lo parezca las actividades en el agua cansan mucho. Algunos se quedaban descansando y los chicos surferos del grupo aprovechaban las primeras horas del día para coger olas y se unían a nosotros en el desayuno para continuar el día juntos.

yoga

Teníamos que coger energía y fuerzas, nos esperaba por delante tooodo un día en un atolón desierto, disfrutando de un sin fín de actividades acuáticas. A mi, personalmente, el tema “se me fue de las manos”, jajajaja. Ya os he comentado al principio del post que he descubierto una nueva pasión, hacer snorkel. Pues bien, de las más de 6 horas que estuvimos en la isla, sólo salí del agua apenas 30 minutos, y porque había que comer. Levanté la cabeza del agua, y vi a Nizam llamándome para comer, como los niños pequeños cuando no quieren salir del agua. Primero, junto a Paz y Rafa, le dimos la vuelta a la isla haciendo snorkel!! y a partir de ahí un no parar, después de comer estuve con Mario en kayak, rodeando un par de islas, más de una hora “dale que te pego”, con un curioso chaparrón que nos cayó en lo alto y to. Pero yo, no podía estar en otro sitio que no fuera dentro de ese agua!! No hice ni una sola foto, el móvil no salió de la mochila.Hasta mi reloj, que era acuático, murió. El pobre, no pudo soportar el ritmo, jajajaja. Menos mal que algun@s hicieron fotitos, para el recuerdo.

El grupo disfrutó de lo lindo el día, motos acuáticas, snorkel, wave board, “hot dog” saltarín, recogida de piedras, relax en la arena, tucán hinchable, hubo de todo. Y el picnic fue un disparate, rico riquísimo, un atún espectacular.

 

tucán

islote

picnic

picnic

picnic

picnic

De regreso a nuestra islita tuvimos una meditación con mantra, pranayama y un relajante Yoga Nidra, donde algun@ que otr@ se pegó un sueñecito, jajajaja.

Cenita, sobremesa, y a descansar.

Día 7: 2 Noviembre:

Hoy el día empieza con Yin Yoga, que imparto yo. Nos esperaba por delante otro día lleno de emociones. Después de desayunar, fuimos en barco a una zona ideal para hacer snorkel entre tortugas y tiburones!!!!  😮 Como os podéis imaginar, otra experiencia muy top. Para prácticamente la mayoría del grupo, era la primera vez que íbamos a estar cerca de un tiburón, y eso, une mucho!!  😉 Ibamos relativamente tranquil@s, nos habían recalcado que la actitud de los tiburones por regla general es tranquila. Así que teníamos que limitarnos a observarlos, sin más, y no molestarlos. Dicho y hecho!!  😉

Y aún nos quedó una horita para disfrutar de más snorkel en la biquini beach antes de comer. Tal vez pueda parecer un exceso de agua, pero creedme cuando os digo que es muy difícil cansarse de observar la rica vida que se esconde bajo esas aguas. Y la temperatura es ideal para estar horas y horas, y del color del agua, ni hablamos!!

Yoga Trek Cádiz

playa

playa

Pero el día continuaba a lo grande!! algunos viajeros fueron a coger olas, un par de ellos se fueron de pesca, y la mayoría fuimos en barco a ver delfines. Aún no estoy muy segura si fue por el espectacular atardecer, por la energía del grupo, o porque básicamente disfrutamos con todo!! pero fue uno de esos momentos que dificilmente olvidaremos!! nos emocionamos hasta las lágrimas!! una pasada. Como siempre, por mucho que diga y fotos que enseñe, son experiencias que hay que vivirlas para entenderlas.  😉

equipo

atardecer

sunset

sunset

atardecer

atardecer

atardecer

Y como broche final del día, teníamos una súper barbacoa en la playa, que todo el staff al completo nos preparó. Pulpito, pescaito fresco y cerves sin alcohol. Y para amenizar la cena, tuvimos todo un espectáculo de música local, con sus “trances” incluidos, jajajaja. Y lo mejor de todo, sin una gotita de alcohol!! Nos hartamos de bailar y danzar al ritmo de los tambores, y una vez más, acabamos hermanando canciones, con un final “para bailar la bamba” que cantamos juntos maldivos y españoles. RATAZO!!

Día 8: 3 Noviembre:

Último día en Himmafushi, último día en Maldivas. Tras la práctica de Yoga, el desayuno, que hoy venía con sorpresita. Jesús cumplía años y los cocineros le habían preparado una tremendísima tarta de chocolate. Cómo mola celebrar tu cumple en Maldivas!!  😉

desayuno

tarta

cumple Jesús

Teníamos la mañana libre. Lo primero de todo, salimos a “nuestro patio” para hacernos nuestra querida foto de grupo con las camisetas YogaTrek Cádiz. Para nosotros esta foto representa mucho, muchísimo. Es un sueño materializado en un proyecto de vida, compartido con gente maravillosa. 😉

YogaTrek Cádiz

Hay quien tiene palos selfie, y yo tengo a Mario, jajajaja.

equipo

Algunos ultimaron compritas y finalmente casi todos terminamos de nuevo disfrutando las últimas horas en la playa, en el agua, para variar, jijiji.

playa

playa

playa

Yoga

Yoga

playa

playa

playa

Foto familiar momentos antes de subir al barco que nos llevaría al aeropuerto.

equipazo

equipo

Y esta foto está tomada desde el barco, donde íbamos todos llorando!! literalmente hablando!! Qué pechá de llorar.

Un millón de gracias al maravilloso staff de Natural Surf House, guías, cocineros, todos! Ha sido un placer compartir esa semana con ellos.

staff

 

Y antes de finalizar el post, hay 2 cosas que nos acompañan en nuestros viajes, una son nuestras Sandalias Tribu y otra la Yoga bag de Pink Hormiga. Nos gustan por muchísimas razones, la primera porque las cosas bien hechas molan!! y la segunda porque nos encanta apoyar a nuestros compis emprendedores!! Aplausos para ellos, Fran y Carmen. Ambos crean con sus propias manos, uno, sandalias minimalistas y la otra, bolsos y muchas cosas más, respectivamente.

sandalias tribu

pink hormiga

 

 

Y con esta foto doy por finalizado el post. El equipo Yogatrek Cádiz (Mario y yo) inmensamente FELICES y más que satisfechos con el resultado de esta bonita experiencia que estamos deseando repetir.

No tenemos en nuestra boca otra palabra que no sea GRACIAS!! Los 17 viajeros que han confiado en nosotros para este primer retiro de Yoga en Maldivas, nos han ganado, para siempre!! Siempre vais a ser nuestros queridos conejillos de Indias!! Habrá más viajes, seguro que con gente genial y buen rollo, como siempre. Pero queridos, vosotros, habéis sido los primeros!! Graciassssss. Os queremos.

equipo YogaTrek Cádiz

Si has llegado hasta aquí leyendo, madre mía!! gracias a tí que estás al otro lado de la pantalla. Adelanto un secretito a voces….. ya estamos organizando el segundo viaje YogaTrek Maldivas 2019. Si te gustaría viajar y compartir esta aventura con nosotros, permanece atent@ a nuestro Facebook , pronto os contamos detalles y el calendario de viajes para el 2019.

Y si te has quedado con ganitas de ver más fotitos, aquí puedes ver muchas más. 😉

Muchísimas gracias a tod@s por leer!!

Sed felices!! Es una orden!!  😉

Namasté.

Lauri

 

Compártelo:

Etiquetas: