Proyectos en Ruta > Viajero > Yoga y Vinos en La Toscana. Parte II.

Yoga y Vinos en La Toscana. Parte II.

Continuación del itinerario del que fue el primer viaje YogaTrek a La Toscana. Yoga y vinos, una combinación perfecta.

miércoles, 24 octubre, 2018
toscana

Por aquí ando de nuevo, porque no hay 2 sin 3!! Continuamos con el  itinerario de nuestro viaje de Yoga a La Toscana. Como os contaba en el post anterior , el mes pasado estuvimos una semanita recorriendo lugares bien bonitos de La Toscana, alojándonos en una casa espectacular y compartiendo la experiencia con un grupo de gente increíble. Por no saturar demasiado, jijiji, y para que el post no quedara demasiado largo, decidí contarlo en “2 fascículos” (como las revistas ochenteras …o eso…sigue existiendo???).

Empezamos!!! o más bien, continuamos!!  😉

 

Día 4: MONTEPULCIANO + PIENZA + SAN QUIRICO D,ORCIA + MONTALCINO.

Este sin duda fue uno de los días más intensos del viaje. Esa sensación de querer verlo TODO DE TODO (uno de nuestros “lemas” por cierto, jajajaja). Parecía (im)posible a priori, pero lo conseguimos, jajajaja.

Para empezar, como cada mañana, nuestra práctica de Yoga daba comienzo al día, pero esta vez tuvimos que hacerlo en uno de los salones de la casa, porque el día estaba fresquito y era muy temprano. A las 9.30 ya estábamos disfrutando del siempre esperado desayuno y a eso de las 11.45 montándonos en nuestros coches rumbo al primer destino del día: Montepulciano. Nos dimos un buen paseito, visitamos una bodega y nos sentamos en la Plaza a tomar unos vinitos, la intención era estar un ratito y buscar un sitio para comer, pero éste fue uno de esos momentos en los que se está taaan a gustito, que la comida pasa a un segundo lugar, jajajaja, y decidimos disfrutar del momento, relajarnos y sin prisas tomar varios vinitos “Bajo el Sol de La Toscana” , nunca mejor dicho!!  😉

Montepulciano

montepulciano

Montepulciano

Montepulciano

Y bueno, lo de la comida pasó a un segundo lugar, no fue del todo cierto, jajajaja, la realidad fue que quisimos comer, si!! pero a unas horas en las que ya nadie nos daba de comer, jajaja, pero tuvimos la gran suerte de encontrar una pizzería muy top que nos hizo el favor de prepararnos varias pizzas para llevar, súper súper ricas!! y nos las comimos sentados en el suelo de una calle con vistas, como si fuéramos adolescentes!! jajajaja. Más ricas nos supieron esas pizzas!! Os lo puedo asegurar!!  😉

Montepulciano

Montepulciano

Y después de comer, a eso de las 16.30 nos fuimos para el siguiente destino: el pequeño y lindo pueblecito de Pienza (luego existes!! buuu, que malooo, jajajaja, sorry). Este es uno de nuestros sitios preferidos de La Toscana. Chiquitito, coqueto, bonito (y todo lo que se te ocurra terminado en “to”!! madre mía cuanta pamplina tengo hoy en to lo alto!! esto no es “serio”, jijiji, sorry de nuevo  😛 ).

Pienza

Pienza

Pienza

Pienza

Pienza

Pienza

Pienza

Pienza

Tras un paseito por el pueblo y una buena sesión de fotos de Yoga, llevamos a nuestros queridos viajeros a un sitio que sabíamos les iba a encantar!! Fuimos a tomarnos unos buenos capuccinos al Bar Il Casello, es uno de esos sitios con encanto, ambientado y con un mirador bien bonito!!

Cafelito con vistas:

Pienza

Pienza

Pienza

Y de allí rumbo a San Quirico D´Orcia. Donde nos dimos un buen paseo y nos entretuvimos especialmente en recorrer el gran jardín que hay junto a la Plaza.

San Quirico

San Quirico

San Quirico

San Quirico

San Quirico

Y de repente, eran las 19.15 de la tarde, con la hora justita justita teníamos que decidir qué hacer, si irnos para la casa o “apretar” un poco más e ir a ver Montalcino!! y, qué pensáis que hicimos? estoy segura que habéis acertado!! jajajjaa, todos a los coches rumbo Montalcino. Esta es la típica decisión que no se sabe muy bien si acertada o no, pero reir, nos reimos una “jartá”!!! de hecho, en los apenas 25 minutos que estuvimos allí, vivimos una de las situaciones más divertidas del viaje. De repente, sin saber cómo, pero con una compenetración que ni de haberlo ensayado!! nos vimos haciendo un pasacalles para entrar en calor!! Pasacalles que se vió interrumpido en un par de ocasiones por 2 coches!! Y Mario pudo grabar una pequeña parte del pasacalles. Igual viendo el video no parece tan divertido, pero creédme cuando os digo que yo, literalmente hablando, me hice un poco de pipí de tanto reir!!! jajaja  😮

 

Y también pudimos disfrutar de un atardecer precioso justo antes de irnos:

Montalcino

Así que después de un gran día, con la sonrisota puesta, pusimos rumbo a casita, cenita rica y a descansar.

Día 5: FLORENCIA.

Como cada día, empezamos tempranito a ponernos en movimiento, pero esta vez, sin Yoga!! Y es que tomamos la decisión de hacer nuestra visita a Florencia en tren, para aprovechar mejor el día y para no meter 3 coches en una gran ciudad. Llamádnos prácticos!! jejeje. Pero ante todo, aprovechamiento del tiempo 100%!!!  😉

Nada más llegar a Florencia, nos vimos de nuevo haciendo un pasacalles, jajajaja. Nosotros es que escuchamos musiquita y no nos lo pensamos 2 veces, a bailarrrr!!!

Florencia

Pero este momento musical fue justo después del Tíovivo!!! Lo que lees, así sin más, nos vimos dando vueltas en un bonito Tíovivo, reviviendo nuestros años mozos, o más bien, nuestra infancia, jajaja. Y sí, también tenemos una pequeña muestra en vídeo!!  😉

Florencia es una pasada!! Fin, jajajaja. Es que por mucho que os cuente, si no has estado, tienes que ir!! Echamos un día fantástico, de vinitos, fotos, paseos y risas. Mejor, os lo enseño en unas cuantas fotos

Florencia

Florencia

Florencia

Florencia

Florencia

De vinitos y comidita:

Florencia

Florencia

Florencia

Florencia

Florencia

Florencia

Florencia

El precioso Puente Vecchio

Puente Vecchio

Puente Vecchio

Puente Vecchio

Reposando los heladitos!!

Florencia

Florencia

Florencia

 

 

Día 6: SAN GIMIGGNANO.

Retomamos la práctica del Yoga matinal, de nuevo en el salón, nuestro desayunaco y allá vamos!!

Cualquier cosa que diga de San Gimiggnano probablemente se quede corta. Este es mi sitio preferido, sin ninguna duda, de toda La Toscana. Si no me equivoco es la quinta vez que lo visitaba y siempre me deja con la cara “tonta”. Una de las veces más especiales fue cuando estuvimos mientras recorríamos la Vía Francígena.  Fue especial porque era Navidad, temporada bajísima de turismo, y estaba precioso, sin gente, completamente vacío y con una iluminación súper sencilla y bonita.

Lo llaman el Manhattan medieval, por sus altas torres de piedra. Es un pueblo amurallado situado en lo alto de una colina. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad. De verdad, no dejes de ir!! 😉

San Gimiggnano

San Gimiggnano

San Gimiggnano

San Gimiggnano

La hora de la comida se nos echó una mijita encima, y es que en Italia son bastante estrictos con los horarios de las cocinas. Mientras el grupo paseaba por las calles de San Gimiggnano, Mario y yo fuimos raudos y veloces a buscar algún sitio donde nos dieran de comer! y encontramos uno que encima, fue todo un acierto!! (aplausos!!!)

De visita completamente obligada son la Piazza de la Cisterna (mi favorita), y la Piazza del Duomo. Ambas están unidas y son realmente bonitas. En la Piazza de la Cisterna se encuentra una famosa heladería que ha ganado, durante varios años consecutivos, el premio al mejor helado del mundo!!! Y evidentemente, esperamos la larga pero rápida y organizada cola para disfrutar de un riquísimo heladito. Hubo quien no contento con uno, fue a por un segundo, e incluso cayó un tercero, pero no desvelaré públicamente su identidad, jajajajaja. “Lo que pasa en Toscana, se queda en Toscana”  😛

Heladería

heladitos

San Gimiggnano

San Gimiggnano

 

San Gimiggnano

Embobados disfrutando de un artista callejero.

San Gimiggnano

El resto de la tarde fue “libre”, para que los viajeros pudieran pasear, hacer compritas, etc. Era la primera vez en todo el viaje que nos separábamos!! Qué grupo tan apañao y tan hecho una piña!! Nos encanta!

San Gimiggnano

San Gimiggnano

San Gimiggnano

San Gimiggnano

De vuelta a casa, hicimos una parada técnica en un súper para comprar cositas para la cena, y a las 21.30 estábamos en casita, listos para disfrutar de una rica cenita.

 

Día 7: RUTA DE SENDERISMO + BARBACOA EN EL JARDÍN + “GRAN PECHÁ” DE BAILAR + CENA DE DESPEDIDA.

Entramos en el último día completo del viaje. Desayunamos y nos fuimos unas 2-3 horitas a hacer una ruta de senderismo que teníamos justo al lado de la casa. Para no engañar, la ruta no era nada del otro mundo, pero a nuestros cuerpesitos le sentó de maravilla la caminata!! Tú sabes…después de tanta pasta, pizza y vinitos, el cuerpo pedía movimiento más allá de la práctica de Yoga!  😉

ruta

Ruta

ruta

A la casa regresamos al mediodía, hora perfecta para comenzar con nuestra particular “cata de vinos casera” y nuestra barbacoita!! Donde no faltó el buen humor, las risas, los bailes y los bañitos en la piscina!! Típica barbacoa que se alarga hasta la cena. Lo pasamos pipaaaa!!!

cata de vinos

barbacoa

barbacoa

bailes

piscina

Y después de bailar y bailar, y cantar y cantar, compartimos cenita con Nicola y su mujer, los propietarios de la casa. Nicola nos preparó una pasta riquísima!! Y nosotros sacamos toda la artillería que nos quedaba!! Eso sí, estábamos ya “pal arrastre”, jajajajaja.

Nota: hay varios vídeos de la barbacoa, pero esos mejor, se quedan para la intimidad del grupo, jajajaja. (De nada)

cena despedida

Día 8: Regreso a casa.

Y tras un día como el anterior, fue toda una hazaña levantarse temprano para practicar Yoga, y no una práctica de Yoga cualquiera, no!! Hicimos los 108 Saludos al Sol que hacemos cada 3 meses para recibir la nueva estación, en este caso para dar la bienvenida al otoño. En la foto los “valientes”, los “jartibles” o como nos queráis llamar, jajaja.

Yoga

Y después de desayunar, nos despedimos de Nicola y familia, eternamente agradecidos por todo, por el trato y por estar en todo momento pendientes de nosotros. Deseando repetir y volver a verlos.

Fotito de grupo final:

despedida

Y hasta aquí el viaje de Yoga por La Toscana. Si te ha gustado y te apetece venirte con nosotros al próximo, os cuento que estamos preparando un nuevo viaje para Junio, así que estáte atent@ a nuestra fanpage ,donde publicaremos toda la información cuando la tengamos disponible!!  😉

Y ahora, no nos queda más remedio que activar el “modo Maldivas“, jijij. Este viernes comienza una nueva aventura YogaTrek , donde 17 personas nos acompañan a un pequeño atolón en medio del Océano índico. Durante una semanita practicaremos Yoga cada día, aprenderemos a hacer Surf, disfrutaremos de la rica vida marina haciendo snorkel, nos adentraremos en la cultura local, y muchas cositas más. A la vuelta sin falta os lo cuento todo con más detalles!!  😉

Un abrazo fuerte a todos.

Y gracias por leer.

Namasté.

Lauri.

Compártelo: